“El alma humana tiene necesidad de verdad y libertad de expresión” Simone Weil

"Ni cogeré las flores, ni temeré las fieras” Juan de Yepes

¿Hacia la granja humana?


Comparto el artículo que me ha publicado la revista “Acontecimiento” en su último número.


¿HACIA LA GRANJA HUMANA?
EL GOBIERNO DE LA VIDA Y SUS DESASTRES.


“El poder no es un medio, sino un fin en sí mismo”
Georges Orwell


La biopolítica, el plan para gobernar, ordenar y someter la vida y la muerte a las necesidades del poder es la esencia de nuestro tiempo.
El control demográfico es solamente una pequeña porción de la biopolítica, el objetivo es mucho más ambicioso, el control sobre las decisiones vitales, las conductas, las relaciones, la salud y la muerte son todos procesos que el poder necesita administrar para sostenerse.
El objetivo último del poder es gobernar la vida en todas sus dimensiones. Es falsa la idea de que la mayor aspiración de los poderosos sea el dinero, el lujo o la posesión de las cosas, el bien más preciado es la omnipotencia que aspira al señorío sobre la naturaleza, sí,  pero ante todo se afana en el dominio de los otros; son los seres humanos, su sumisión y sometimiento, el objeto decisivo de la gran maquinaria de control social.
En “La riqueza de las naciones” Adam Smith plantea que la verdadera riqueza de los países reside en el trabajo, no en los metales acumulados ni en las tierras, por ello es el manejo de los seres humanos el principal objetivo del Estado, pero se trata ente todo de la conversión de las personas en instrumentos puros del gran proyecto social del poder y no únicamente sujetos  productivos. El aumento de la potestad de someter y dominar es, por sí misma, la meta de todos los actos económicos, políticos, legislativos y culturales de la sociedad con Estado.


Entrevista con Alish

Entrevista con Alish, (Time for truth)

DECLARACIÓN
Como mujeres, afirmamos que no necesitamos especial protección, sino que asumimos nuestra responsabilidad, derechos y obligaciones incluídos, igual que cualquier otro ser humano mayor de edad. Afirmamos que no somos más débiles ni más frágiles que los hombres, sino sencilla y maravillosamente diferentes. Que los hombres no son más violentos ni más peligrosos que nosotras, ni pretenden maltratarnos ni anularnos. Que la violencia debe ser perseguida y neutralizada, pero TODA la violencia, sin distinción de género, edad, raza o persona/institución que la practique.

Prado Esteban y Alícia Ninou


Esta declaración es el resultado de la fuerte conexión que conseguimos realizando del reportaje que comparto.Creo que fue una experiencia muy enriquecedora para las dos.



POR QUÉ NO ESCRIBO

POR QUÉ NO ESCRIBO

"cuando comiences a leerle es  dulce en la boca, pero sentirás amargor
cuando empieces a predicar y a poner por obra lo que hayas entendido"
Beato de Liébana “Comentario al Apocalipsis”

Efectivamente escribo poco y estos días me preguntaba un amigo si me pasa algo y cuál es el motivo de mi silencio. Hablaré ahora sobre eso, sobre mi necesidad de callar en este momento, que es tan importante como la necesidad de decir en otros periodos de mi vida.
Durante los últimos años he hablado mucho, he escrito mucho, también he leído mucho. Intentar poner palabras a realidades complejas y ocultas, a ideas difíciles, ha sido mi quehacer más importante, la palabra es un arma, nadie lo duda,  sin embargo nada es por sí misma. El discurso, sea este verdadero, bello, apasionante o sublime solo es discurso. La única verdad incontestable es EL ACTO.
La campaña para explicar el contenido de “Feminicidio o auto-construcción de la mujer” ha sido para mí un proceso personal complejo y orgánico, no se trataba únicamente de exponer lo ya sabido sino que implicaba una cierta revolución interior, una necesidad de indagar dentro de mí misma la realidad del mal que revelo y condeno, pues todos somos bipartidos y la plaga se manifiesta en cada uno singular e ineluctablemente.
De nada sirve exponer la verdad si no se usa, si queda en alegato o arenga pero no deviene en acto y movimiento auténtico, si no se materializa y se hace carne. Me ha preocupado la posibilidad de que mi actividad terminara creando un nuevo espacio discursivo e ideológico, una zona de debates o incluso de investigaciones y análisis que aún conteniendo verdad permanecen muertos por ajenos a la práctica y la vida.

EL MACHISMO SUTIL DE MIGUEL LORENTE


EL MACHISMO SUTIL DE MIGUEL LORENTE


Lo cierto es que no pensaba escribir nada este 25 de noviembre que las instituciones del poder mundial  han nombrado el día contra la violencia de género pero me desayuné con un artículo de Miguel  Lorente en “el diario.es” con el título “El machismo se vuelve más sutil para confundir y seguir manteniendo su poder” y cambié de opinión, escribiré un análisis  de las incongruencias del artículo del ex-delegado del gobierno de Zapatero para la Violencia de Género.
Señala en primer lugar que el nuevo machismo es tan sutil que apenas puede detectarse pero se caracteriza por  creer que lo lógico es “que los hombres sean los protagonistas” y lo dice, precisamente, un caballero (le presupongo esa condición con benevolencia) que se erige como protagonista permanentemente en lo que a las mujeres atañe. Si los hombres han de abandonar el protagonismo lo conveniente es que Miguel Lorente se calle y permita a las mujeres expresarse por sí mismas. Esta es su primera incoherencia a la que siguen muchas más.
Ese post-machismo se manifiesta, según Lorente en que el 24% de los jóvenes cree que el lugar idóneo para la mujer es el hogar y las tareas domésticas. No dice, por cierto, de dónde saca esa cifra, qué estudios la avalan y con qué rigor están hechos, parece que, puesto que se habla para mujeres, no es preciso abundar en precisión o exactitud, (si es para chicas no hace falta que sea serio) debemos creer por fe en la palabra del hombre y mucho más cuando el hombre representa al poder y el poder constituye nuestra única salvación ante el ascenso del machismo sea este violento y asesino o tan sutil  que sea casi invisible.

LA MUERTE COMO ORIGEN

LA MUERTE COMO ORIGEN



La meditación sobre la muerte está hoy ausente de nuestra cultura, nada mejor que esto representa la condición de humanidad incivilizada que nos define. La huida de la certeza de que hemos de morir anima una cultura de la frivolidad, la narcotización, el desenfreno y la barbarie.
La reflexión sobre la muerte debería ser una constante en nuestra vida, pero no es fácil, la conciencia de la finitud, de nuestra condición mortal es uno de los retos más difíciles que afronta la vida consciente. Desde el comienzo de la humanidad la ritualización de la muerte ha sido un recurso imprescindible para aceptar este trance y dar sentido a la vida.
La tradición popular en nuestro suelo designó un día al año para meditar especialmente sobre la muerte y rendir homenaje a los muertos, en primer lugar a los propios, a los ancestros y al propio linaje, era el uno de noviembre que coincidía con la celebración cristiana del día de todos los santos pero que, en el pueblo, superaba lo estrictamente canónico o religioso.
La conexión entre los vivos y los muertos, la permanencia de los familiares desaparecidos marcaba el ciclo de la vida como una espiral infinita de existencia, situaba a cada individuo en el hilo del tiempo, en su condición de ser de la historia que recibe experiencia y vida y también las construye para el devenir lo que implica un permanente movimiento de muerte y regeneración, de pérdida y construcción, de extinción y novedad, de acierto y error en un ciclo eterno que se compone de elecciones personales y colectivas.
La percepción humana de la muerte es más que el hecho puro del fin material de cada ser vivo, para la conciencia representa la finitud, la decadencia, la huella del tiempo en cada uno de nosotros, el conflicto entre lo que se puede pensar y aquello que es hacedero por el individuo, la limitación consustancial de todo lo humano.
Pero en su complejidad la muerte es también el polo que da sentido a la vida. La existencia humana, cuando no tiene una significación, cuando carece de metas trascendentes, deja de ser plenamente humana. Solo cuando la vida puede perderse por un fin que la trasciende pasa a formar parte de lo sagrado, de lo verdaderamente valioso e inestimable. Hoy toda muerte es un sinsentido como lo son las vidas entregadas a un quehacer incesante y absurdo, llámese trabajo o consumo u ocio, todo lo que hacemos es insustancial y vano y es de ello de donde procede el moderno horror a la muerte,  el pánico ante lo inevitable. El pensamiento moderno es incapaz de  percibir la muerte como un acontecimiento natural, para un sujeto egocentrado y limitado a un narcisismo que es en realidad la completa soledad existencial la muerte es siempre catastrófica.
Más la muerte es mucho más que el fin material de los seres, es más que la muerte de la carne, forma parte del ciclo natural de la vida no solo física sino espiritual. Igual que la natalidad se superpone a la muerte de los predecesores, también la vida del espíritu se asienta sobre las experiencias de muerte y extinción. A todo nuevo camino le precede la vivencia de la pérdida, el conocimiento del vacío y de la nada, el sentimiento de  falta y de desgracia. Nada hay que pueda ser construido sin el duelo y la tristeza por lo perdido, porque toda elección implica una renuncia.
Permitir la muerte dentro de nosotros mismos es la única esperanza de regeneración de lo humano pues nada podrá nacer sin pagar su cuota de dolor y de agonía.





Audio del segundo día de la jornada sobre Giuseppe Capograssi,

Audio del segundo día de la jornada sobre Giuseppe Capograssi,
el 9 de Octubre, la Facultad de Derecho, acto de presentación del libro de Giuseppe Capograssi, El individuo sin individualidad (Encuentro). 

Contó con la presencia de:
Fernando Gil Cantero, doctor en Filosofía y Ciencias de la Educación y Profesor de Teoría e Historia de la Educación en la UCM
Ángel López Barahona, Doctor en Filosofía y Profesor y Director del Departamento de Humanidades de la Universidad Francisco de Vitoria
Prado Esteban, Educadora infantil y escritora comprometida con los derechos de la mujer



Audio del acto de presentación del libro de Giuseppe Capograssi,

Audio del acto de presentación del libro de Giuseppe Capograssi, El individuo sin individualidad, realizado el 8 de Octubre en la Facultad de Derecho.
Coordinado por Ana Llanos y Armando Zerolo, ambos profesores del área de Filosofía del Derecho, contó con la presencia de:
Juan José García Norro, Catedrático de Metafísica y Teoría del Conocimiento en la Universidad Complutense de Madrid
Prado Esteban, Educadora infantil y escritora comprometida con los derechos de la mujer
- David Blázquez, Director de Programas de Aspen Institute en España